¿Sin casa y con bajo sueldo? Con estos subsidios puede tener vivienda propia

Si usted desea tener casa propia, pero su sueldo apenas le alcanza para pagar un arriendo, no se preocupe: dependiendo del monto que usted y su familia reciban mensualmente, podrá seleccionar entre cinco opciones de subsidio diferentes para adquirir una Vivienda de Interés Prioritario (VIP), de hasta $ 61.446.210 (70 salarios mínimos legales mensuales vigentes), o una Vivienda de Interés Social (VIS), que vale hasta $ 118.503.405 (135 smlmv) o, en algunos casos, hasta $ 131.670.450 (150 smlmv).

El más conocido de estos programas es Mi Casa Ya. Pero, dependiendo de sus circunstancias, podría acceder a las subvención que ofrecen las cajas de compensación, acogerse al semillero de propietarios, al arriendo social o un subsidio concurrente, entre otras posibilidades. Es importante que considere que algunos de estos subsidios son mutuamente excluyentes (no puede ser beneficiario de ambos) y que el Ministerio de Vivienda recomienda habitar la casa al menos durante 10 años antes de poder arrendarla.

Lo primero que debe saber es que algunas opciones solo aplican si su núcleo familiar gana hasta dos salarios mínimos, mientras que otras permiten hasta cuatro smlmv y que, desde agosto del año pasado, quienes cumplan con los requisitos, pueden optar por el subsidio concurrente, que le permitirá acceder al subsidio tanto de una caja de compensación familiar como de Mi Casa Ya. Para mayor información sobre cualquiera de estos planes, no dude en consultar directamente con los servicios del Ministerio de Vivienda o el Fondo Nacional del Ahorro.

De uno a dos salarios mínimos

Para las familias que ganen hasta $ 1.755.606, una de las opciones es el semillero de propietarios. Este aplica tanto para viviendas nuevas como viviendas usadas durante un período de 24 meses. Durante ese tiempo, las familias tendrán derecho a un subsidio del Gobierno, pagarán algo de dinero adicional y ahorrarán otro poco más. Al completar los dos años, los beneficiarios tendrán la oportunidad de acceder al programa Mi Casa Ya, el cual les ofrece “la cuota inicial de su vivienda y un subsidio adicional a la tasa de interés por siete años”, según información del Minvivienda. Se planea la entrega de alrededor de 200.000 subsidios de esta modalidad, durante el período de gobierno del presidente Iván Duque.

De uno a cuatro salarios mínimos

La primera opción para las familias que ganen entre $ 877.803 y $ 3.511.212 es acudir a una caja de compensación familiar. Las cajas “otorgan el Subsidio Familiar de Vivienda a sus afiliados con las contribuciones parafiscales administradas por ellas mismas”. La cantidad otorgada oscila entre los 4 y los 22 salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv), dependiendo de los ingresos del grupo familiar; es decir, entre $ 3.511.212 y $ 19.311.666.

Otra opción es el arriendo social, el cual es para las familias que se encuentren afiliadas al Fondo de Cesantías o a la modalidad de Ahorro Voluntario Contractual del Fondo Nacional del Ahorro (FNA). Aplica sólo para viviendas nuevas y exige el pago de cuotas mensuales tras cancelar una cuota inicial del 10 % del valor de la vivienda.

El contrato ofrece plazos desde 5 hasta 30 años. Si usted decide abandonar el programa, puede transferir sus beneficios a otra persona que cumpla con los requisitos y, esto hecho, pedir el reembolso de su dinero ahorrado.

Mi Casa Ya ofrece cubrir la cuota inicial del precio de la vivienda. El monto dependerá de los ingresos de la familia. Hasta los dos salarios, será de 30 smlmv ($ 26.334.090); entre los tres y los cuatro, serán 20 smlmv ($ 17.556.060).

Además, el subsidio cubre “la tasa de interés, que es asumida por Gobierno nacional. Se ve representado en una menor cuota mensual del crédito hipotecario que el beneficiario paga, y lo verá reflejado durante los primeros siete años si cumple las condiciones de permanencia”. Si es vivienda VIP, se cubrirá un 5 %; si es VIS, el 4 %.

Gracias al Decreto 1533 del 26 de agosto de 2019, las familias colombianas también tienen la opción de aplicar a un subsidio concurrente. Antes de esa fecha, solo era posible escoger entre un subsidio de vivienda u otro al tiempo, pero el decreto legalizó una combinación específica: Mi Casa Ya y las cajas de compensación. Una familia que ganara un solo salario mínimo y escogiera esta opción acumularía subsidios por un valor de algo más de 50 salarios mínimos (unos $ 44.767.953), más la cobertura de los intereses. Si ganaran cuatro, el monto sería de algo más de 24 salarios mínimos (alrededor de $ 21.945.075), más la cobertura de los intereses.

Minvivienda advierte sobre fraudes

Es importante que sepa que estos programas de subsidios no requieren de ningún intermediario. Minvivienda alerta que algunos estafadores se hacen pasar por funcionarios del Gobierno y presentan formularios falsos con sellos e identificaciones fraudulentas, a fin de lucrarse de manera ilegal.

El ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, alertó que “ningún funcionario o tercero está autorizado para exigir dinero por el acceso a los programas del Ministerio de Vivienda o de Fonvivienda. La postulación a los mismos es gratis y se hace a través de la página web de la entidad, las cajas de compensación, las entidades bancarias o las salas de venta de los proyectos de interés social”.

Si a usted lo engañaron o identificó a personas que intentaron cometer este fraude, denuncie ante la Fiscalía General de la Nación o ante la Policía Nacional. No se fíe de nadie que le exija dinero bajo la falsa promesa de gestionar estos trámites por usted. También puede informar al Minvivienda sobre estos casos a través del correo [email protected]

Fuente: https://www.eluniversal.com.co/

Sign up for updates
Las imágenes contenidas en esta página web, en los renders, planos, así como el apartamento modelo y en general la totalidad de las piezas publicitarias del proyecto son representaciones artísticas y en consecuencia, pueden presentar variaciones respecto del producto final entregado. Verifique en la Sala de Negocios las especificaciones, mobiliario, espacio disponible y/o acabados con los que cuenta cada uno de los inmuebles ofrecidos. Las áreas aquí mencionadas son aproximadas y pueden sufrir modificaciones. Las áreas definitivas serán las que resulten de la aprobación de la licencia de construcción.